Lista de productos por marca AQUA DE MAR

Aqua de Mar surge por la necesidad de trasladar los beneficios del agua de mar a todas aquellas personas que se encuentren lejos de este o a aquellas que lo tengan cerca pero quieran asegurarse de que la pureza del agua que beben es del 100%.

Aqua de Mar

El agua del mar Mediterráneo contiene la gama completa de minerales, a saber, calcio, potasio, magnesio, etc. Es por esto que aporta a los alimentos distintos matices y sabores que no son alcanzables con la sal común. La sal común enmascara los sabores originales. Al preparar alimentos y bebidas con Agua de Mar, se realza el sabor original, que no es ni soso ni salado. Potencia sin enmascarar el sabor de los alimentos, reduce el consumo de sal común y otros potenciadores de sabor y además incluimos minerales en nuestro cuerpo.

El punto de captación de Aqua de Mar está en el Parque Natural de Cabo de Gata y tras distintos procesos de filtrado en frío ofrecen su Aqua de Mar de la manera más natural posible.

Agua de mar

El agua de mar contiene ochenta y nueve elementos presentes en nuestro organismo. Tiene también vitaminas y microorganismos que liberan sustancias hormonales y antimicrobianas. Nuestra piel tiene la capacidad de absorber todas estas sustancias y obtener beneficios de ellas. En China se utiliza agua de mar en tratamientos médicos desde hace más de cuatro mil años. El padre de la medicina marina, el emperador Fu-Shi, recomendaba beber agua de la playa, consumir algas y sales para recuperar y conservar la salud. René Quinton, investigador francés, descubrió que los componentes del agua marina eran los mismos que los que están en las células del cuerpo, y son muy similares al plasma de la sangre.

Beneficios

El agua de mar es rica en componentes como potasio, yogo, zinc, magnesio, oligoelementos o sales minerales, entre otros, lo que nos ofrece magníficos beneficios para el organismo. Estos son los beneficios que nos aporta:

  • Acción antibiótica y antiséptica en la piel. Facilita la cicatrización en pequeñas heridas, eccemas o erupciones en la piel y en la boca. El zinc, yodo, potasio y oligoelementos del agua la convierten en una buena aliada para nuestra piel y el cuerpo.
  • Mejora la psoriasis y otras afecciones de la piel. Un baño en el mar ayuda a eliminar toxinas y mejora problemas cutáneos como la psoriasis y el acné.
  • Limpieza de los conductos nasales y respiratorios, lo que es muy recomendado en personas con sinusitis. Las personas con problemas o enfermedades respiratorias se les recomienda respirar la brisa marina y bañarse en el mar ya que el agua salada favorece que los pulmones eliminen toxinas o elementos ajenos. El mar es una gran cura en casos de catarros, tos con flema y otras dolencias más graves.
  • Desintoxica el organismo. Si al darnos un baño en el mar tragamos agua beneficiamos el intestino grueso, desintoxicamos el organismo y mejoramos nuestras defensas.
  • Actúa como relajante muscular y nos masajea el cuerpo. Flotar o nadar en el mar relaja los músculos por el yodo, que favorece la recuperación de determinadas dolencias. Está indicado en personas que hacen rehabilitación o en post operatorios.
  • Ayuda a mitigar los dolores de personas con problemas reumáticos como la artritis o la artrosis.
  • Ayuda a calmarnos y eliminar la ansiedad por su contenido en magnesio. Es por esto que pasar unos días en la playa es una terapia recomendada para aquellas personas con trastornos nerviosos, depresión o estrés.
  • Trata problemas de insomnio. Se aconseja pasar el día en la playa, dar un paseo por la orilla o quedarse frente a las horas durante una hora. Esto contribuye a generar cansancio, lo que mejora la calidad del sueño.
  • Ideal como colutorio bucal y desinfectante de dientes y encías.
  • Aporta al organismo remineralización tras el desgaste diario.
  • Regula el tránsito intestinal, beneficiando la asimilación de nutrientes y la digestión.
  • Aporta energía en momentos de decaimiento.

Al bañarnos en el mar, es mejor permanecer entre quince o veinte minutos para que nuestra piel absorba los elementos beneficiosos y al salir, nada de toalla, secarse al sol dejándonos acariciar por la brisa marina es lo mejor.