Comprar Heura con descuento!
Ratas, esos seres maravillosos

Ratas, esos seres maravillosos

Las ratas son seres sensibles con vidas emocionales ricas, sin embargo, los sometemos a crueldad experimental sin conciencia. ¿Por qué?

Ratas, esos seres maravillosos

En los años 90 se descubrió que las ratas se ríen. Cuando juegan o se les hacen cosquillas, sus risas ultrasónicas develan el disfrute que experimentan, generando lazos emocionales y buscando activamente a sus compañeros de juegos para volver a repetir la experiencia.

Las ratas no solo viven en el presente, también pueden revivir experiencias pasadas así como planear mentalmente y con anticipación una ruta que seguirán en el futuro. Cuando toman una mala decisión, exhiben un comportamiento que luce muy similar al remordimiento.

Desde los años 50, experimentos han mostrado que las ratas tienen una gran capacidad de empatía. Se niegan a empujar una palanca que les daría comida si el hacerlo también le da un choque eléctrico a una rata en una jaula adyacente. Prefieren pasar hambre que ver sufrir a otra rata.

En otro experimento se vio que hacen grandes esfuerzos cognitivos y de habilidad para liberar a otras que están atrapadas en tubos, o que son más propensas y actúan más rápido para ayudar a una rata que se está ahogando si ellas mismas han pasado por eso. Las ratas también ayudan a otras ratas atrapadas incluso cuando ellas pueden escapar y evitar la situación, cosa que muchos humanos no harían en su lugar.

Las ratas son empáticas y se preocupan por las demás, mientras nosotros las seguimos sometiendo a experimentos que les causan dolor, miedo y angustia. Todo esto con el objetivo expreso de crear poblaciones de ratas mentalmente enfermas, traumatizadas y con sufrimiento emocional.

La lógica detrás de estos estudios es paradójica: las ratas son lo suficientemente parecidas a nosotros para servir de modelos de psicopatologías humanas, pero lo suficientemente distintas para estar fuera de cualquier consideración ética.

Artículo completo en este enlace.

Seamos más ratas

Ratas, esos seres maravillosos. Aprendamos de ellas, seamos más empáticas, más solidarias, más cariñosas, más ratas...

N.B. Accede a los artículos de colaboraciones del blog aqui.

N.B. A los editoriales aquí.

N.B. 3 Y aquí para acceder a los recursos.

Todos los comentarios

Dejar una respuesta