Violencia es lo que tú me digas, compañero. Lo que tú me digas siempre.

Violencia es lo que tú me digas, compañero. Lo que tú me digas siempre.

Hoy, 25 de noviembre, es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y voy a hacer un minúsculo repaso de las violencias machistas que campan a sus anchas en este, nuestro glorioso movimiento.

Violencia es…

Violencia es comer animales. Hasta ahí llegamos. Fin de nuestra alianza.

Violencia es el acoso constante y repetitivo, el ninguneo, el paternalismo, la infantilización, la invisibilización, de compañeras por compañeros.

Violencia es que un compañero te meta mano en un evento aprovechando que estás borracha.

Violencia es violar a tu compañera sentimental y que, además, no pase nada.

Violencia es mandar al hospital a tu compañera sentimental de la paliza que le has propinado y que nadie nunca cuestione tu lugar en este, nuestro glorioso movimiento.

Violencia es soltar espumarajos por la boca durante más de tres semanas porque «oh, las feministas han creado un bloque no mixto en la mani antiespecista de Madrid y ellas, y solo ellas, te dicen dónde colocarte».

Violencia es ir a comer a un restaurante y escuchar las voces de un compañero sentado en la mesa de al lado lanzando improperios contra ti, tus aliadas y lo que haces.

Violencia es quedar por primera vez con una compañero y que te hable de coños depilados y pelos, o darte el primer beso con una compañera y agarrar su mano para metértela en los pantalones y palpe tu viril miembro.

Violencia es utilizar las redes sociales para acosar, insultar, amenazar, violentar, difundir en grupos de activistas un montaje vejatorio contra compañeras.

Violencia es ampararse el en discurso antiespecista (no tenéis ni pajolera idea de lo que es el antiespecismo, chavales) y de la sintiencia para opinar e imponer vuestro discurso sobre la autonomía de las mujeres y nuestros cuerpos.

Violencia es ser nazi, es ser fascista, es sentirse orgulloso de pertenecer a grupos que ejercen violencia en su ideario contra las mujeres y que, además, nadie diga nada.

Violencia es pedir dinero a una actriz, mucho dinero a una actriz, con promesas de negocios que caen en saco roto, pero tú con su dinero.

Violencia es hacer negocio con el veganismo cuando eres un agresor, un nazi y un fascista.

Violencia es decirle a una compañera lo que puede o no hacer por su corporalidad.

Violencia es el discurso del buen activista que imponéis, siempre siempre ceñido a vuestras características.

Violencia es escribir libros contando las maravillas que aporta un hombre blanco cis heterosexual al movimiento y que salgan voces no de una, ni de dos, ni de tres compañeras, visibilizando lo que no sale en el libro.

Violencia es llegar a tener un cargo institucional mientas tratas a tu plantilla femenina como el buen machista que eres y a tu pareja como el buen machista que eres.

Podría seguir hasta mañana pero me quedo aquí. ¿Sabéis por qué lo hacéis? Porque podéis. Pero eso se ha acabado. Fin. Quizá haya terminado hasta llamaros compañeros de movimiento. De frente siempre nos tendréis a nosotras, unidas, sororas, a una. Ni oprimidas ni opresoras. Hasta que toda jaula quede vacía.

Compra tu camiseta feminista en este enlace. El beneficio es para la gestión de colonias de gatos del barrio.

Haz la compra navideña en Mi Cabra Vegana, tu tienda vegana

Mi Cabra Vegana es tu tienda vegana online donde hacer la compra de productos veganos a la vez que apoyas un proyecto de activismo feminista y antiespecista. Compra tu camiseta feminista en este enlace. El beneficio es para la gestión de colonias de gatos del barrio.

Mi Cabra Vegana, tu tienda vegana online de Madrid que envía a la península. ¡Envío gratis a partir de 89 euros, también en frío! Y si lo prefieres y te viene mejor, ven a buscar el pedido a la tienda. Estoy en la Plaza de la Reverencia 4. Metro Pueblo Nuevo, barrio Ciudad Lineal, al ladito de la calle Alcalá. ¡Recuerda entrar en la sección Promociones Especiales, siempre hay jugosas ofertas de productos que os encantan! Aprovecha y haz tu compra navideña vegana en Mi Cabra Vegana.

Todos los comentarios

Dejar una respuesta