Justicia y Libertad

Justicia y Libertad

Cuando hablamos de justicia y libertad, ¿a qué nos referimos? ¿A quiénes incluimos y a quiénes dejamos fuera? ¿Cómo nos arrogamos el derecho de decidirlo? ¿Quiénes son merecedores de esa justicia y esa libertad? ¿Libertad de qué, libertad para qué, libertad para quien?

¿Es justo llenarnos la boca de lo injusta que es la vida con nosotras mientras masticamos dolor, sufrimiento, agonía y muerte? ¿Es justo utilizar el concepto de Libertad para, mediante el uso de la misma, oprimir a quienes se encuentran en una situación de desventaja?

(Esto último le dio la victoria a la infame en Madrid. Resulta fácil manipular a las masas mediante un discurso vacío si se utilizan bien determinadas palabras como Libertad. Disfruten de lo votado).

Si buscamos la coherencia en nuestro pensamiento y nuestros actos, lo justo es causar el menor daño posible a quienes nos rodean. Lo justo es no matar ni pagar para que otros hagan el trabajo difícil.

Quien deja cadáveres a su paso, sabiendo lo que está haciendo, siendo plenamente consciente del dolor que está causando, es un miserable.

Nadie puede hablar de Justicia y Libertad mientras sus manos están manchadas de sangre y lágrimas.

Nadie.

Todos los comentarios

Dejar una respuesta